Terapia miofuncional en casa

La logopedia miofuncional es una herramienta muy eficaz para la rehabilitación de pacientes que necesitan corregir diversos problemas que afectan a la masticación, la deglución, la respiración y la articulación.

¿Qué es la terapia miofuncional?

La terapia miofuncional (conocida también por sus siglas TMF) comprende un conjunto de técnicas y tratamientos que se aplican para prevenir y corregir disfunciones que afectan a los músculos orofaciales que son los que participan en el habla. Cuando existen desequilibrios o alteraciones en esta zona pueden presentarse problemas de diversa gravedad como malformaciones craneofaciales, desequilibrios en la estructura de la mandíbula y los dientes, traumatismos o accidentes cerebrovasculares o enfermedades degenerativas.

Objetivos de la Terapia Miofuncional

La terapia miofuncional orofacial interviene, como hemos visto, en las disfunciones musculares de un área muy concreta. Estos desequilibrios afectan a procesos tan básicos como la respiración, la masticación, la deglución, la gestión del alimento, la articulación o la posición, entre otros. La terapia de logopedia miofuncional ayuda a que la persona afectada aprenda a generar nuevos patrones para compensar y equilibrar las estructuras orofaciales. Podría definirse como una especie de entrenamiento para reprender y reducir malos hábitos como la respiración por la boca, la disfunción lingual, alteraciones masticatorias, deglución atípica o incompetencia labial. También se enfoca en corregir la succión digital para favorecer un correcto desarrollo del sistema estomatognático.

¿En qué consiste la logopedia miofuncional?

Tratamiento miofuncional se puede realizar de forma activa o pasiva. Esto quieres decir que no siempre requiere la participación activa del paciente, lo que permite que el tratamiento se pueda adaptar al estado y las necesidades de cada persona. Puede incluir masajes específicos o la colocación de una ortodoncia miofuncional, en muchos casos en combinación con ejercicios de logopedia. El sistema orofacial comprende diferentes funciones, así que la terapia dependerá de lo que se necesite corregir. Por lo general se basa en ejercicios de coordinación, hábitos de respiración y masajes.

¿Qué ejercicios se realizan en terapia miofuncional?

Los ejercicios para la terapia miofuncional involucran la musculatura de labios, mejillas, lengua, paladar blando, mandíbula, faringe y laringe. Se dividen en tres tipos:

  • Isotónicos: consisten en movimientos coordinados y trabajan los músculos mediante el acortamiento y el alargamiento.
  • Isométricos: se trata de mantener una posición sostenida.
  • Isocinéticos: consisten en poner resistencia a un movimiento determinado. Pueden requerir el uso de algún accesorio.

Estos son algunos ejemplos de ejercicios utilizados en logopedia miofuncional:

  • Ejercicios linguales, que incluyen gestos como meter y sacar la lengua, moverla hacia los lados, doblarla, tocar los lados de las mejillas o los labios, etc. El ritmo y la frecuencia la marca el logopeda.
  • Uso de respiradores bucales. Sirven para controlar la cantidad de aire que entra por la nariz y la boca y reorientar los hábitos respiratorios del paciente.
  • Movimientos con los labios. Por ejemplo, lanzar besos, sonreír o sostener algún objeto par a mejorar el tono muscular.
  • Ejercicios de mandíbula. Consisten en hacer diferentes movimientos hacia los lados y ejercicios de apertura.

La logopedia miofuncional implica, en la mayoría de los casos, una terapia interdisciplinar que puede involucrar a profesionales como pediatras, cirujanos, odontólogos, fisioterapeutas, otorrinos, educadores, psicopedagogos… Por eso cada caso debe estudiarse de forma individual.

En nuestro equipo tenemos a logopedas expertos en terapia miofuncional en casa. Pide cita 697123879

Abrir chat
Hola!
¿En qué te podemos ayudar?
Llama ahora